Blog - Wutan Badalona

Vaya al Contenido

JING QI (Energía de Esencia)

Wutan Badalona
Publicado de Jordi Ernest en Bioenergética · 15 Diciembre 2020

JING QI (Energía de Esencia)

 
El Qi es la energía, el aliento de vida, la fuerza (como los caballeros Jedi) que impulsa la materia.
 
Jing junto con el Qi y el Shen es considerado uno de los Tres Tesoros o San Bao.
 
Hay diferentes tipos de Qi, pero en este artículo vamos a centrarnos en el Jing Qi o Energía de Esencia. Esta es la Energía seminal que viene de nuestros padres. Crea el puente para que la Energía Yuan o Yuan Qi tome forma. Quiere decir que si no existe esta unión no se puede generar vida tal y como la entendemos.
 

Esta Energía tiene un caudal limitado, es decir, venimos con fecha de caducidad.

El Jing Qi se va desgastando con la edad hasta que cuando ya no queda nada dejamos físicamente este mundo.

El cultivo del Jing Qi es por tanto esencial para la longevidad según la Medicina Tradicional China. Por eso en las prácticas Taoistas es muy importante no perder esa Esencia muy relacionada con el semen.

 
El Jing Qi lo tenemos presente de dos formas diferentes. Uno es el Jing Qi prenatal, que ya viene dado desde nuestro nacimiento y el otro es el Jing Qi adquirido o postnatal que se puede cultivar y fortalecer a través de las prácticas que realizamos.

 
Jing Qi prenatal, heredado, innato, ancestral o del cielo anterior
El Jing Qi prenatal es la Energía de Esencia con la que ya venimos de fábrica determinando la constitución básica de una persona. Es decir es la Energía que ya traemos heredada de nuestros progenitores.

 
Es la Energía que a través de la unión de un esperma del padre con el óvulo de la madre llevan su información mezclada junto con la información básica como ser humano y nos da forma; generando, además, nuestros primeros patrones físicos y mentales. De ahí que nos parezcamos unos humanos a otros y tengamos los rasgos de nuestros padres, heredando también sus deficiencias o sus potencialidades.

Jing Qi postnatal, adquirido o del cielo posterior
 
También existe un Jing Qi postnatal. Es decir una Energía de Esencia que adquiere o genera el cuerpo que proviene de las energías prenatales que vienen dadas desde el nacimiento. Esta Energía se puede cultivar y fortalecer a través de las prácticas del Taiji y del Qi Gong.

 El ideograma chino de Jing, hace referencia como a algo que hay que ir refinando. Se trata de una energía más burda y basta que requiere ser destilada para conseguir algo más sutil y refinado y que ha de acabar siendo la Esencia o Jing. El Jing así se entiende que es la energía más densa del organismo.

 
La Energía de Esencia postnatal viene de los ovarios y los testículos. Se sublima en un espacio llamado la Morada de La Perla. Este espacio se encuentra situado en el cuello del útero en la mujeres y entre vejiga y ombligo en los hombres.

 
El Jing Qi adquirido también se nutre de la energía de la Tierra y se sublima en un espacio situado entre el ano y los genitales llamado perineo o Huiyin.


A toda la zona del bajo vientre, desde el ombligo hasta los genitales se le llama Dantian inferior o Tierra de Cultivo y es donde se va a cultivar el Jing Qi postnatal que luego va ha ascender a los riñones para guardarse allí. Es muy importante esta práctica para no desgastar el Jing Qi prenatal o heredado y gozar, así, de longevidad y buena salud.

En las prácticas de Taiji, y Qi Gong y especialmente en Hun Yuan Qi Gong, Tai Li Gong y en las Meditaciones del fuelle interno, trabajamos la Energía de Esencia.



Regreso al contenido